el sábado 4 de mayo terminó el V Curso de vela latina en el Puerto de Catarroja.

Para despedir a los nuevos veleros se organizó una fiesta especial. En lugar de los barquitos que usamos para las prácticas, esta vez se emparejaron las barcas más antiguas. Los pescadores de la Comunidad de Catarroja hicieron equipo con los monitores de la escuela para repartir los alumnos en sus barcas y ofrecerles una exhibición en la que participaron como una master class de los veteranos.

Algunos cruzaban por primera vez la Albufera desde la Punta de Llebeig en la Mata de San Roque, y hasta la ribera de Sollana.

El viento suave hizo muy fácil la navegación, y la travesía se convirtió en un paseo festero en el que todos tuvieron su ocasión para probarse en el timón o el moño.

Después de la comida de despedida, en el que nos acompañaron el Alcalde Jesús Monzó y la Teniente de Alcalde Lorena Silva, así como representantes de la Federación Cultural Valenciana de Vela Latina, se entregaron los diplomas.

Y ya somos muchos más. A partir de ahora nuevos veleros reforzarán las tripulaciones de Catarroja, y puede que alguien busque su propia barca, para salvar alguna del olvido.