Ahora dicen que la primera vez que se sale a vela se llama «bautizo de vela»

A mí no me bautizaron, pues. Pero el sentimiento de estar participando en una ceremonia iniciática se repite en mí cada vez que salgo por el Canal de Catarroja hasta el lago.

El sábado fue la primera práctica de navegación del VI Curso. Para muchos alumnos, la primera vez de «ir a vela» por la Albufera. Sol y brisa suave, la justa para acunar sin riesgos los barquitos, y las barcas de los monitores que participaron: segundo, Clara y La Rosa de los Vientos. Además, fue el estreno del nuevo traje que le han hecho a la Azul, que ya no es azul, pero parece que seguiremos llamándola así. Y también salió La Garceta en soporte. Un gusto ver de nuevo a casi toda la flota de la Escuela de los pescadores.

Seguimos el rumbo trazado. Compitiendo o sólo paseando, que mas da! Cada día es una nueva meta.